Ermita La Purísima

Ermita principal del pueblo, dedicada a su patrona la Purísima Concepción.

Ermita La Purísima

Ermita principal del pueblo, dedicada a su patrona la Purísima Concepción.

En la entrada principal del pueblo, encontramos la Ermita dedicada a la Purísima Concepción, patrona de Tuéjar.

Tiene 253 metros cuadrados de superficie y no es de un estilo constructivo definido. Destaca la portada en arco con sendos porches a sus lados. El interior está compuesto por una nave de techo abovedado, sostenido por cuatro arcos de medio punto; del arranque de los arcos sale una cornisa que circunda toda la bóveda, hasta el coro alto. Tiene seis altares laterales, y el de la Patrona en el centro.

La imagen de la Inmaculada Concepción, de tamaño casi natural, era de una belleza singular, tanto por sus justas proporciones como por su forma y actitud. Se ignora quién fue el artífice que realizó esta obra de arte, que por la actitud de sus manos nos recuerda a las pintadas por Murillo. Esta imagen, como tantas otras, fue quemada al principio de la guerra, pero afortunadamente existe una fiel reproducción de la misma, hecha con el tronco de un ciprés que había en el huerto llamado del Cura, por un artista al que se considera como hijo del pueblo, por serlo su esposa, llamado Benjamín Miró Juan. Costó 5.000 pesetas, y lleva la antigua corona de plata, que es lo único que pudo ser salvado de las llamas por un muchacho llamado Simón "El Tomate".

Antiguamente, un majestuoso olmo presidía toda la plaza de la ermita. Desgraciadamente el arbol enfermó y terminó muriendo. Su tronco se rescató en forma de una estatua con unas grandes bolas de hierro que yace al lado de la ermita.

En un vistazo

Campanario

Imagen de la Virgen

Trabajo de restauración

Antiguo Olmo

Cómo llegar

La ermita se encuentra a la entrada del pueblo:

¿Quieres tenerlo todo a mano? Descarga nuestras guías turísticas de Tuéjar
Proximamente

No te pierdas novedades, ofertas, eventos y actividades. Síguenos en Instagram:

@tuejarturismo